Sólo decir que este es un espacio donde un niño-hombre-pez hueco-esquizo-simple deja sus ilusiones-intenciones-compromisos-desvaríos, en forma de versos-lágrimas-insectos, un espacio para ausentes muertos que no llegan a besar el suelo o ni llegan a perderse o a encontrarse, ni existir...

8.15.2008

Promesas a un árbol de plástico...

No verás el coraje
de una lágrima en la cornisa de la risa,
ni sentirás el tacto de los olores
al mezclarse tu recuerdo
en los pigmentos de un ayer nunca impreso.

No aparecerá en los espejos de tu mirada
la subyugal apariencia de mi semblanza,
será de polvo el manto para tu abandono
y de residuo emocional la balsa para tu condena.

Decías,
que sí brillarías
en el camino donde mi arco se quiebra,
que sí dominarías
los juicios de mis perturbantes hechos,
le decías que sí, a mis ataúdes
mientras abrazabas tu cofre idílico de soledad.

Pero el paisaje fue creciendo
y entre sombras encarnizadas
me he engarzado bastante bien.

Tendré miedo, sí quizás,
eso ya no importa,
después de la herida mil
la sangre no colisiona con sentimientos.

En mi percepción,
la elevación de las pasiones
conduce a la locura,
y la extensión en la locura
a un orgullo poco cauteloso.

No veo conjeturas infestas,
ni altruistas emociones en nuestros gestos.

Dirán, te entiendo.
Pero no. Ustedes nada entienden…
Dirán, nunca es suficiente.
Diré ,es cierto, y cerrare la puerta,
pero abriré mi cabeza
a un nuevo cuestionamiento,
si la vida es gas.
¿Por qué es tan difícil traspasarla?

Ella dijo, no necesito
del ojo para mirarte,
ni necesito de una mentira
para que dejes de plantar
árboles de plástico
en la punta de mi lengua.

Ella dijo, que nunca toco
la llama que consume,
que nunca alcanzó el recinto
de los enamorados al jadear.


Ella dirá, que mi alma
nunca tendrá calor,
que mi fiebre es solo
una muestra de inspiración.

Y yo,
solamente diré…
sos lo más profundo
que he creado,
y me he quedado simplemente
haciendo promesas
a este inerte árbol de plástico.

No hay final feliz...


2 estrías de entendimiento:

Rup Daitsch dijo...

Ayy que lamenton que sos...
Si hay final feliz!! como de que no?! Que si pequeño!

Pensa en mi nombre y ya...

hahaha... lo siento... alcohol, alcohol, you know.

Pero para que ponerme mas triste de lo que ya vengo. Putos finales!

Tú siempre..

Un beso donde quiera que estes.

David E. Alvarado dijo...

"En mi percepción,
la elevación de las pasiones
conduce a la locura,
y la extensión en la locura
a un orgullo poco cauteloso".

Esto hace grande tu texto, mis respetos, un poema a tomar en cuenta. ¿No hay final feliz?... tal vez al final.

Slds.