Sólo decir que este es un espacio donde un niño-hombre-pez hueco-esquizo-simple deja sus ilusiones-intenciones-compromisos-desvaríos, en forma de versos-lágrimas-insectos, un espacio para ausentes muertos que no llegan a besar el suelo o ni llegan a perderse o a encontrarse, ni existir...

5.24.2009

Sombra de pez



Caída de ángeles,
son tus pechos
en vaivén eclipsado.
Mis manos quedan huecas
dueñas de este pecado.
(Imaginación)

Los cielos zafiros
que enaltecen
tus óleos desnudos,
se parten
en divino ocaso,
se desmiembra así
la piel
en un cuarto latido.

Sin tu sexo
acaricio
tu sombra de pez,
en brusca cruz
me alivio
de libida redención.

Rayos de agua
burbujean
miel
en tus labios.
Acólito en llamas
es mi lengua
ahogando penas
en un báculo
de marfil.
(tu boca)

Ciegos
nos perdemos,
codiciosos.
¿Habrá sol
encriptando siluetas
cuando violemos el paraíso
o
tendremos como estigma
el aura
de esa luna
transpuesta
en el paladar
de aquella primera mirada?

Llueve
adentro tuyo
o
una tormenta de dedos
galopa
mi espalda...

3 estrías de entendimiento:

Rosmery dijo...

De alguna u otra forma usted expresa ese deseo que a mi manera de ver es agua para la sed de cualquier mortal. Siempre un gusto estar en sus letras.
Un beso mi estimado Fede.

PD: se retiró de Mp?

Pepa Ortiz dijo...

LLueve adentro tuyo o es una tormenta de dedos lo que galopa en mi espalda... apoteósico final para un poema muy bien construído....me gusta mucho como escribes.
Besos

saru dijo...

excelente !!!!saludos