Sólo decir que este es un espacio donde un niño-hombre-pez hueco-esquizo-simple deja sus ilusiones-intenciones-compromisos-desvaríos, en forma de versos-lágrimas-insectos, un espacio para ausentes muertos que no llegan a besar el suelo o ni llegan a perderse o a encontrarse, ni existir...

9.26.2008

Hiada

Yo se que vuelas,
aunque tus alas se reprimen en mi.
En encuentros matutinos resplandeces
con el sol o la lluvia rasgando
cortinas, ventanas,
sábanas heladas…
Sé que vuelas porque la noche
siempre brilla en tus mañanas,
en tus garras tiernamente afiladas.

Un tercio del tiempo humano
que llevo por adorar tu aura
lo vuelvo a respirar por no tenerme piedad,
la otra parte me la inscribo en la piel
para llevarte en vacilación pasajera
en una euforia nunca antes comprendida,
ni aceptada por el corazón
y su resabio de razones porque latir.

Tus palabras, inspiran amantes letras
a los juegos nupciales de mis nudillos
y su rezo por tu cuerpo prolongándose
entre mis huesos febriles a tu esencia.
Tus misterioso danzar en burbujas sin tiempo
le da a mis estatuas abandonadas
excursión de vida a punto de brotar
por flores ayer calcinadas
en otros pasos malva, en otra niña gitana,
pero los tuyos resuenan eternos… o así los anhelo.

Has abierto a mi plaza de vanidades
el séptimo sentido a la estratagema del vapor,
la emergencia ilumina el reflejo de mi pecho
te presiento tan cerca de mi centro de azúcar
que tirita la cúpula de mi alma errante.

Te invitaría a sentarte en mi nube de terciopelo,
a abrazar mis desgastadas almohadas,
para que me regales la quinta afonía de tu suspiro
y que en un brote de perfume me alivies del frio,
pero soy pequeño a esa grandeza de fémina bohemia,
tan pequeño que aún en un valle de mis propios sueños
me quedaría absorto en el eco de tu tenue pestañar
serpenteando los gases seductores de tu corona criminal.

Yo se que vuelas,
que no perteneces a este mundo de papel,
entiendo que eres el abismo
donde mis pasos unísonos
serán semillas al cristal que romperemos
en un tímido beso,
etéreamente deseado.

1 estrías de entendimiento:

Anita dijo...

Alo lindis!

Y nada, ando aquí, madrugando o no durmiendo, ya sabés.
Sabés también que te extraño un montón???????????????????????????

Y al parecer tenés muchas cosas que contarme :P. Yo no tengo novedades, todo sigue igual, sin paraíso y con los pies cansados, sonriendo sí, como siempre también.

Lo quiero muchis lindis!

Besis!