Sólo decir que este es un espacio donde un niño-hombre-pez hueco-esquizo-simple deja sus ilusiones-intenciones-compromisos-desvaríos, en forma de versos-lágrimas-insectos, un espacio para ausentes muertos que no llegan a besar el suelo o ni llegan a perderse o a encontrarse, ni existir...

1.01.2009

A veces cuando todos suspiran




2009, dos mil nueve, MMIX… como sea, da igual a mi cadena de pensamientos netamente autistas y comunistas a la tristeza. No! No estoy triste, digamos que mi estado neurótico por excelencia ha vuelto a cumplir con su efervescente propósito de destruir mi tan gustosa soledad con cíclicos pensamientos que sólo me hunden en un pozo ciego y me llevan a creer que la fría y estoica soledad es mala.
Ahora mismo detendría el tiempo, buscaría el otro millar de personas que se sienten tan estúpidamente solas como yo, y una a una las iria abrazando, para sentir si de verdad merecen ese vacío emocional, aunque claro, seguramente ninguna lo merece, porque todo, si todo, tiene su superficial explicación, y nadie es malo sino que las oportunidades de ver las cosas de la vida claras no ha todos se nos presentan, en fin, los abrazaría uno a uno, quizás hasta me enamore de alguna niña que este sentada bajo un árbol con los ojitos besando sus pies y sus manos acurrucándole las rodillas o quizás me quede hablando con un alcohólico erudito de la calle cuestiones de idealismos o buenaventuras perdidas en lejanos recuerdos de ayeres ya conclusos, quien sabe, puede ser que termine enseñándole a algún niño rico de metales como es que una sonrisa nace del alma…
Después de abrazarlos, iría a ver, a todos los que están suspirando con la mirada esperanzada, me gustaría meterme en sus ojos hasta su corazón, caminarlos por dentro, estar presente en ese señuelo de sueño en que se están idealizando, quisiera al menos, sentir la felicidad de entender que las cosas buenas en estas fechas si existen.
Me rodea tanto silencio en este instante, que temo por la seguridad de las estrellas, en realidad me asusta todo un poco, pero lo que más rabia me da, es que los pequeños azares que espero de la vida se me siguen negando o más bien, los sigo dejando pasar. Es como una enfermedad que me prohíbe sentirme bien, porque he tenido siete mil caminos bellos por seguir, pero al dar diez pasos todo se me oscurece en mi interior, y dudo, y tiemblo, y empiezan mis complejos de victimas o me visto de reina dramática, tan detestable de mi mismo me siento…
Debo poner todas mis muertes en esta hoja, pero las extrañare… quisiera no existir, o ser el rocío de una mañana … ya, estoy harto de mi… ¿qué hago escribiendo ahora cuando todos estan celebrando? je...
Feliz año nuevo…

2 estrías de entendimiento:

Zaora dijo...

Creo que em deebs un abrazo mi kira. Estabamos en situaciones parecidas, lamentandome una y otra vez no por que algo pasa si no por que apesar de que las cosas marchan bien no puedo sentirme bien, ni acompañada... jajaja.
deneriamos celebrar en vez de lamentarnos :S es dificill!

Anónimo dijo...

wowwwww me matasteeee revivi est diciembre por tu poema..:( demasiado sola..