Sólo decir que este es un espacio donde un niño-hombre-pez hueco-esquizo-simple deja sus ilusiones-intenciones-compromisos-desvaríos, en forma de versos-lágrimas-insectos, un espacio para ausentes muertos que no llegan a besar el suelo o ni llegan a perderse o a encontrarse, ni existir...

6.12.2009

Suicidio

En su tiempo ausente
regreso al congelado mar
el invernadero hidropónico
de mis recuerdos
en alguna boca celosa.

Obsesionado
por un espejo de luna en la piel,
trazo en círculos vacíos
laberintos
que enmarcan la cofradía
de otra luciérnaga bipolar.

La tierra llama;
su silencio
evapora un manantial de luz
entre mis vértebras.
Se dobla la espina dorsal
de mi dermis nacarada.

Desesperados
los duendes del jardín perdido
pintan atardeceres rojizos,
se desvanece así
el lluvioso disfraz
que cubría mis miedos.

¿Fe?
Perfidia de extensiones
que vacían la burbujeante efervescencia
de mi muñeca rosada
y arma redes microscópicas
en las pupilas de mis ciénagas
para no sentir la nórdica aurora
que clama la presencia
de mi vena
desangrándose de humanidad.





2 estrías de entendimiento:

Belena dijo...

Precioso, visceral, intimo, abrasador, emocionante... como siempre ^^ me ha encantado, un saludo

Jv. dijo...

Fe; ¿qué? Fe subjetiva que nos convence por las buenas o las malas.

Saludos.