Sólo decir que este es un espacio donde un niño-hombre-pez hueco-esquizo-simple deja sus ilusiones-intenciones-compromisos-desvaríos, en forma de versos-lágrimas-insectos, un espacio para ausentes muertos que no llegan a besar el suelo o ni llegan a perderse o a encontrarse, ni existir...

6.04.2011

Arritmia

Me duelen los ovarios 
con los que disimulas mi estela entre tus otros huecos,
me duele que seas práctica 
a la hora de enfrentarte a mis suplicas
y que durante los restos y naufragios
cierres y abras tu mundo interior 
como el pestañar de la mariposa en mi lombriz.

Duele escribirte con símbolos,
teniendo que rodearme de insectos bípedos,
teniendo que hallarte en fuegos blancos
entre dedos como malvones rosados.

Duele esta ambición narcótica
por contenerte en un lápiz labial
y este desliz que tengo como misántropo enternecido.
Duele no estar apretando tus muelas
con las muelas que tome de tu alma,
las mismas que le robaste a ese ángel de pene herido.

Duele la poesía cínica
en la punta del siervo nexo,
duele que toda mujer hermosa
estime el adjetivo antes que al verbo posesivo.

Duele mirarme desde tu ombligo, 
sin tu ombligo...

2 estrías de entendimiento:

Daeron dijo...

He muerto en la última estrofa...pero resucitaré.
Qué grande.
Un beso.

Juan Carlos Ventura dijo...

¡Brutal!, desconocido amigo, ¡Brutal!
Un fuerte abrazo, y ¡No dejes de escribir!