Sólo decir que este es un espacio donde un niño-hombre-pez hueco-esquizo-simple deja sus ilusiones-intenciones-compromisos-desvaríos, en forma de versos-lágrimas-insectos, un espacio para ausentes muertos que no llegan a besar el suelo o ni llegan a perderse o a encontrarse, ni existir...

7.15.2010

Deambulo vanidad


Roca en llanto copioso
metabólicamente neuronal,
sapiens ajeno a causas
méndigo de efectos aleatorios.

Hoy sonrío claveles enfermos,
mañana escupiré vigorosos muertos
y ayer, ayer apenas aprendí a respirar.

Vuelo, por la emoción del vértigo,
caigo por leyes cuánticas,
y me doblo de cabeza en rodillas,
y me estiro tanto, que dejo de ser
una marioneta absurda por unos segundos…

Mi tacto de sombra
y los ombligos de piedra,
mi neurosis de iure
y los simios de madera que me aplauden.

¡Estoy harto de parecerme a un espejo!

Tengo alas de cromo en el bolsillo.
pero nadie las necesita,
entonces, me transformo en lobo cordero
y ataco a vampiros homosexuales.

Disfruto del dolor,
por no tener conciencia
o es que a todo lo olvido.

Pez multicolor…
¿Seré tan extraño?

2 estrías de entendimiento:

Vanity dijo...

Los peces multicolor son deliciosos, cocinados al vapor en un restaurante chino low budget.

Deambulo vanidad, sublimo título.

Saludos,

VD

dear dijo...

¡Estoy harto de parecerme a un espejo!

Fuerte.

Vaya, si es que a veces algunas palabras parecen bofetadas!

SLDS!