Sólo decir que este es un espacio donde un niño-hombre-pez hueco-esquizo-simple deja sus ilusiones-intenciones-compromisos-desvaríos, en forma de versos-lágrimas-insectos, un espacio para ausentes muertos que no llegan a besar el suelo o ni llegan a perderse o a encontrarse, ni existir...

5.30.2011

Otro alguien

Alguien le dijo a Dios
que mi yo blanco quería padecerse de su aura,
alguien que no supo
si mi yo era alemán, 
budista, racista, 
o un mero rabino ojos tristes.

Alguien me escupió desde abajo,
tan sólo porque mi cama
parecía un ajedrez donde se jugaba a las damas,
ese alguien nunca entendió
que el cariño es un arma 
que no va a disparar mientras haya calma.

Otro alguien se adueño de mis penas,
de mis pasos, de mis círculos abiertos.
Ese alguien se hizo arena
cuando de juicio en juicio
fui matando aquella vana terquedad de florecer en mi.

Tuve piel en un alguien 
que desconocía el futuro.
Fui feliz con forma de oruga
en una homo-erizo 
que me supo escuchar.

Ahora algún alguien me sabe respirar,
me olvida, me llama, me pide humanidad.
Ahora alguien que nunca fue nadie
se acuerda que estando solo
los hombres no son hombres, ni niñas,
ni muerte, ni verdad...

2 estrías de entendimiento:

Daeron dijo...

Y es entonces cuando nos queda resistir.
^^

Juan Carlos Ventura dijo...

Waau! Este poema es como un wisky gran reserva... se saborea poco a poco, sorbo a sorbo, despacio, y cuantos mas tragos bebes, mas matices y esencias encuentras en el... Un verdadero placer leerte. Un abrazo!