Sólo decir que este es un espacio donde un niño-hombre-pez hueco-esquizo-simple deja sus ilusiones-intenciones-compromisos-desvaríos, en forma de versos-lágrimas-insectos, un espacio para ausentes muertos que no llegan a besar el suelo o ni llegan a perderse o a encontrarse, ni existir...

6.07.2012

Corto


Lavar el alma

a la sombra del sol.
Caer, reptar,
volver a querer.

Ahogarse
en el hemisferio ausente de la fe.
Pedir piedad.
Tener piedad de esa copa roja
que es uno mismo,
panza arriba,
mitad sonriente...


1 estrías de entendimiento:

Juan Carlos Ventura dijo...

¡¡¡POR DIOS!!!! ¡¡¡¡HAS VUELTO!!!!
Cuantas veces he intentado revisitar tu blog, infructuosamente... no sé si lo habías cerrado o algo así.
Pero hoy... ¡Vuelvo a estar en él! Y está tal como lo recordaba... Esas frases de cabecera con las que tan identificado me siento, esa música (genial)que suena a disco de vinilo, como humo de cigarrillo en el cenicero de la habitación esparciendo su esencia de nostalgia, soledad, tristeza... Y tus letras. Otra vez tus poemas de alma rota, de desequilibrio perfecto, de sangre en cada letra, de vacíos infinitos, de belleza sublime. Ni siquiera sé tu nombre, niño hueco, pero te felicito sinceramente. Un afectuoso abrazo.

Te dejo mis huellas por si quieres seguirme

http://jcventura.blogspot.com
twitter @juancventura