Sólo decir que este es un espacio donde un niño-hombre-pez hueco-esquizo-simple deja sus ilusiones-intenciones-compromisos-desvaríos, en forma de versos-lágrimas-insectos, un espacio para ausentes muertos que no llegan a besar el suelo o ni llegan a perderse o a encontrarse, ni existir...

6.10.2012

Liso


Yo herido, me deslizo inerte,
crepitó con una leve sensación de bienestar.
Me siento capaz de abrirme el alma,
al alma, que observe sin ojos en manos.

Yo herido, voy a parir libros,
anexos, recetas para no existir sin morir.
Un poco de fe, algún estuario afín
que sirva para despertar al sombrero gris, ya amarillento…

Yo herido hago un vacío,
aún sin la memoria del pez,
aún sin ser un simple pez…
Prendo de un hilo, pensando
en todas esas personas que no soy.

Yo herido, tengo el cuerpo tan frío
que usaría la sombra de la muerte como abrigo.

1 estrías de entendimiento:

Juan Carlos Ventura dijo...

Es muy profundo este poema, lo q expresas, tal como lo sientes. La frase final es brutal.

Mi admiración y un cordial saludo.