Sólo decir que este es un espacio donde un niño-hombre-pez hueco-esquizo-simple deja sus ilusiones-intenciones-compromisos-desvaríos, en forma de versos-lágrimas-insectos, un espacio para ausentes muertos que no llegan a besar el suelo o ni llegan a perderse o a encontrarse, ni existir...

11.24.2009

Llueve



Es divertido correr con los ojos enfermos de soledad, con el viento ahuecando poros en la piel, que sube y baja, que se estremece en estado ausente. Es divertido que llueva mientras vas corriendo perdido por algún bosque con la infancia aletargada, sintiendo la tormenta como un vacío sobre los tantos rostros que has odiado a lo largo de tu penosa existencia, sintiendo los parpados como un lago incendiándose en ascos o en delitos prestados.


Si me detuviera, contaría deseos programados, hablaría con mi yo androide en un charco de lodo y dispuesto a esperar que el radiante astro mayor salga a relucir sus vergüenzas entregaría una a una todas las margaritas violadas en mis húmedos sueños.


Creo, pienso, entiendo que debe existir un lugar lejos de este precipicio emocional donde el arte por vivir en paz sea en beneficio de todos los nauseabundos peregrinos de humanidad. Tal vez allí, mi ego poético encuentre artilugios internos para no tener que buscar espejos en la decepción ajena, tal vez allí no tenga que contar mis pobres pensamientos no didácticos con metáforas cartesianas o con tiernos dilemas intoxicados de ironía.

Porque me aburro de mi mismo, jamás dejo que la lluvia cese en mí. Voy, siempre voy donde no tengo que estar, esperando sin esperar a quien no debo cuidar, sembrando sin sembrar las flores que embellecerán algún amor que no será mas que el dolor de haber perdido el único ser que me ha querido en esa gota de cristal que nació desde mis ojos vencidos...

¿Llueve o era yo? Que te esperaba desnudo, en un rincón, inhumano, insatisfecho, pidiéndole a la vida perdón…


"como un cuento veo la gente caer... en esa lluvia que lavo este mar..."

5 estrías de entendimiento:

Lucía Corujo dijo...

A veces nos regodeamos en exceso en la soledad y la tristeza. Eso no es saludable.
Un abrazo.
PD. He buscado información sobre las series que me recomendaste y tienen muy buena pinta. Ya tengo ganas de empezar a ver alguna. Te iré contando, jejeje. Gracias!

Julia Ester Cerles dijo...

He caminado contigo por ese bosque mientras caía la lluvia. Me gusta tu estilo altamente poético. Hasta tu próxima presentación.
Cariños.

Kesdra dijo...

Adoro tu prosa, te lo había dicho alguna vez? :P Siento de verdad abandonar esto jo, pero esque aunque estoy estresada y hasta las narices de tener tan poco tiempo para mis cositas... pues es lo que hay, el deber es el deber jaja

En fin, un texto hermoso, muy hermoso.
Besos poeta!!

Pablo Mariosa dijo...

Son terribles estas palabras...

En relación con esto, quiero compartir un pequeño fragmento de Rayuela, novela de Julio Cortázar, mi escritor argentino favorito:

"No se puede querer lo que quiero, y en la forma en que lo quiero, y de yapa compartir la vida con otros".

Te invito a visitar mi blog. Hay un nuevo escrito dedicado a los lectores españoles de mi espacio jeje

Saludos,

Pablo

Rosmery dijo...

Me huele a responsabilidades internas a esas tantas situaciones que por mucho que intentemos evadirlas siempre nos toca respirarla y es allí donde pesan más.
Un gran texto señorito Fede, extrañaba leerle.
Le dejo un abrazo con mucha admiración.