Sólo decir que este es un espacio donde un niño-hombre-pez hueco-esquizo-simple deja sus ilusiones-intenciones-compromisos-desvaríos, en forma de versos-lágrimas-insectos, un espacio para ausentes muertos que no llegan a besar el suelo o ni llegan a perderse o a encontrarse, ni existir...

7.30.2012

Día 1

Lo normal es encontrarle alas al pez multicolor que escaló nervioso el sistema ácido del recuerdo, una vez que sometido al vaticinio de la realidad el humano letrado olvida el presunto asunto de su nervioso actuar. Lo normal debería ser sentirse feliz engullido en la cabeza cristal de la serpiente de turno, todos quieren estar en boga en ese limbo pragmático que es la moda universal.
Lo normal es empezar de uno, ser uno, hablar de uno, quererse a uno mismo, someter al uno al dos que es la apoplejía post-romance, y uno, unir los misterios en  una ciencia poco homologada que es el beso, tan simple, tan lineal como estúpido. 
El día uno, es un poco de raciocinio envuelto en maldiciones óseas. Lo hermoso es práctico, lo vulgar anecdótico, lo literario es poco cuantificable, el dolor es lo primordial y la imbecilidad es lo contrario a la invisibilidad. Con esto y un poco mas de nostalgia me encuentro lúdico y temerario en el buen arte de redimir cualquier esperanza.Voy a estar presente mañana, será un dominio de catarsis y afección, de ir sin ir ni volver... 

1 estrías de entendimiento:

Juan Carlos Ventura dijo...

Una vez más me quito el sombrero ante vos y.vuestro talento. Sé que cada vez que visito tu espacio disfruto con tus poemas, pero hoy ha sido una experiencia catártica. Este complejo poema es una obra de arte.

Mis felicitaciones, Genio.